Inés Hugalde y El Espíritu de lo Asimilado

critica arroyo ceballos-originalHabitualmente el trabajo de todo creador viene regido por las circunstancias que acaecen en la vida de éste, por el entorno que le rodea y por las motivaciones o impulsos personales internos tal vez fruto de los genes, tal vez debido a lo innato del ser.

Esta unión de lo interno y lo externo hace que haya múltiples representaciones de un mismo espacio, múltiples formas de asimilar el entorno como sustancial baza de diferenciación entre autores, siendo así innumerables las líneas representadas y por tanto las visiones y calidades.

Como no podía ser de otra forma la obra de Inés Hugalde atiende a estas circunstancias. En su honra podemos singularizar estilos como clara necesidad de variación ante lo que la contemplación de hechos acaecidos refiere.

Muy asentada en el tratamiento de paisajes (bosques, arboledas, montañas…) con técnica acuarelística, su obra fluctúa de la más pura abstracción a figuraciones complementadas por fondos difuminados en la sombra colorista del trazo contundente.

Todo ello posiciona bien claro el hecho de la necesidad de la autora por encontrar varias formas de expresión dentr de la misma técnica para así conceptualizar de forma acertada lo pretendido.

El nexo común en la mayoría de trabajos es la colocación de lo que para Hugalde supone la base o pilar fundamental de lo a ser transmitido, generalmente una figuración fácilmente asimilable, con lo que es mero complemento el fondo.

Cuando digo “mero complemento” no quiero indicar que no tenga valía sino que la autora prioriza lo destacable para más tarde pasar a emitir un poco más de información reflejada en estos fondos.

La tonalidad de los mismos ciertamente da sentido al significado global, da carácter al concepto y eterniza la idea de que en el conjunto, en la unión del “todo” está la verdadera transmisión de significados.

No hay dudad alguna de que para Inés Hugalde es muy importante reflejar y transmitir belleza, el provocar armonía como básica necesidad del ser humano ante lo cruel y malintencionado del mundo actual.

Hugalde perpetúa espacios, generalmente naturales, para disfrute y sosiego del espectador, para que el mismo relaje los sentidos transportándolo a parajes de ensueño repletos de vida… clara intención de suscitar “esperanza”.

Todo un submundo ajeno a la caótica sociedad que nos envuelve, un referir el encanto no sólo de lo que nos cerca a nivel exterior sino también de lo que tenemos a simple vista y no valoramos. Un trabajo acertado ciertamente en concepto.

Francisco Arroyo Ceballos

De la Asociación Española de Críticos de Arte AECA



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CRITICA:MARA DE GIOVANNI.
OBRA: HOJAS DE PLATANO.acuarela
EL ARTE ARGENTINO DEL BICENTENARIO
.
MUESTRA GALERIA FORMA-PALERMO SOHO-CAPITAL FEDERAL
SERIE CUENCOS-TECNICA MIXTA
4 ANUARIO DE ARTE ARGENTINO CON ARTISTAS INTERNACIONALES
"Año nuevo I" | 0,33m x 0,33m
Varias