Pintando logro la armonía entre mi vida y mi alma

Ines 2Inés Hugalde, una talentosa artista mendocina nos cuenta sus inspiraciones, experiencias y proyectos. Sueños con diferentes formas y colores y una artista que conjuga todo de manera exquisita.

 

La pasión acostumbra tomar diversas formas, pero sólo a través de algunas se deja reconocer. La pintura es uno de los disfraces más bellos de la inspiración pero apenas unos pocos tienen el talento de reflejarla en cualquier superficie.

Picasso decía que la pintura era más fuerte que él, siempre conseguía que hiciera lo que ella quería. No sería algo que solamente a él le sucedía, la pasión es tal en el arte que se apodera de los artistas que median, quizás de manera inconsciente, entre la historia que el arte quiere transmitir y el resto de la gente.

“Mensajes para el alma”, “Sinfonía”, “Vieja Bodega” son solamente algunas de las pinturas de una artista mendocina que se proyecta al mundo; Inés Hugalde.

Y no es casualidad que sus obras sean apreciadas en países como Brasil, Estados Unidos, Suecia e Inglaterra. Su estilo, su entrega a cada una de sus pinturas y la pasión que la ata a ellas forman el concepto de una artista que deja su vida en los pinceles y acuarelas.

“En casa tengo la mayoría de mis obras, me da risa porque me dicen ‘vendelos’ pero no quiero venderlos, me da mucha pena despegarme de ellas”, confesó Inés. Y agregó: “cada pintura tiene su historia, incluso me han dicho que los rostros de mis obras se asemejan unos con otros, creo que es comprensible… todos los días vemos las mismas caras y quizás por eso las pintamos de manera inconsciente”.

Profunda admiradora de artistas de primera clase como Juan Castagnino, Raúl Soldi y el exponente mendocino, Antonio Sarelli; Inés pinta hace más de 20 años, sin embargo iba a hacer falta un “empujón” para que se animase a mostrarle al mundo su talento: “Me animó a exponer Joaquín Tejón- tío del famoso artista Quino- él me empujó porque en realidad yo no quería hacerlo, me daba vergüenza, es más una vez en la exposición me sentía muy caradura pensaba que estaba haciendo perder el tiempo a la gente que estaba mirando mis pinturas”.

Así fue como expuso en 1995 en el salón Bernardino Rivadavia por primera vez y fue nada menos que Antonio Sarelli quien ayudó a Hugalde a seleccionar las acuarelas que enseñaría aquel día y que marcarían el inicio de una prospera vida para esas pinturas, de las cuales muchas recorren actualmente el planeta.

“Antonio vino porque como era mi primera exposición estaba muy nerviosa y él tuvo la amabilidad de ayudarme a elegir qué llevar y yo estaba más nerviosa con el acá, pero se lo agradezco inmensamente”, recordó con felicidad la artista. Y agregó: “Lo respeto mucho”.

Las obras de Inés Hugalde mezclan distintos elementos, algunos dan fuerza y vigorosidad, mientras que otros otorgan aires de suavidad e inocencia, mixturas exquisitas que llevan éxtasis y calma a los espectadores. Sin embargo la artista confiesa que al momento de tomar el pincel no piensa en lo que está por pintar.

“No elijo un tema, empiezo a hacer lo que me sale, voy armando y de pronto quizás surge. Es verdad que me inclino a la forma humana quizás empiezo por ahí, pero nunca sé qué va a suceder”, declaró Inés recordando irremediablemente la frase del novelista James Whistler; “Art happens”.

Confesó también que le encantaría exponer con uno de los artistas más talentosos del país, orgullo mendocino: “Con Sarelli quisiera compartir una exposición, Antonio Sarelli son palabras mayores, es alguien tan especial”, declaró emocionada.

Con más de 800 obras, Inés Hugalde une a la perfección paisaje y realidad, conjugando con delicada precisión el instinto y la razón, por lo que lugares como el museo Fader, las galerías Forma, Borges, Notre Dame y muchísimos otras salas de arte de diferentes puntos de la provincia, país y del mundo han sido testigos del talento de una artista que llena de orgullo la escena local.

Sin embargo nadie define más precisamente el arte propio que el corazón de uno mismo, es de allí de donde surge la inspiración que viaja, en este caso, por el pincel y se desencadena en miles de formas y colores sobre una tela: “Pintando continúo un camino de luz infinita que une mi alma con la sutileza del pincel, eso es lo que siento porque esto es mi vida”, definió Inés a su arte, su obra, su talento…. y su vida.

 

 

Nota: Florencia Rodriguez   |  Foto: Marcos Doña

20.07.2011



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ABUSO,TRATA Y TRAFICO
TRATA,ABUSO Y TRAFICO
bienal-borges
Tercera Bienal Internacional de Arte Contemporáneo de Argentina 2016
CRITICA DE FRANCISCO ARROYO CEBALLOS.DE LA SOCIEDAD ESPAÑOLA DE CRITICOS DE ARTE
5 ARTES
Fuerte Copacabana
EXPOSICION COPACABANA-BRASIL. PREMIO HOMENAJE A LA PINTURA